Vida en el Centro

Un anciano con su guitarra a cuestas,

una joven sin consuelo llorando en una banca,

un niño buscando su pelota de cuclillas bajo un carro,

una dama en la esquina esperando el bus.

Es el Centro.

 

Un hombre perdido viendo al cielo,

una niña saboreando su helado,

un joven varado arrancando su moto vieja,

un vendedor veterano y solitario espantando moscas.

Es el Centro.

 

Una carreta de helados abandonada en la banqueta,

un señor histérico que grita al aire,

una joven caminando con prisa,

un policía admirando rosas del arriate.

Es el Centro.

 

Una anciana esperando una moneda,

un padre desempleado vendiendo flores entre carros,

un artista ofreciendo retratos,

una madre observando…

Es el Centro.

 

Un caballero siguiendo su rutina,

un niño corriendo aves por jugar,

una señorita esperando un salvador,

un bebé descansando en el suelo.

Es el Centro.

 

Estas son las almas del Centro Histórico,

a veces

un sueño;

otras, lamento.

 

Y a todos

nos lava

la misma

lluvia.

 

Advertisements

One thought on “Vida en el Centro

Add yours

  1. Vidas al azar que se diluyen en lo cotidiano; vidas imaginarias para unos, reales para otros; vidas que se repiten en el día a día, pero que olvidan en la sonrisa.

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Create a website or blog at WordPress.com

Up ↑

%d bloggers like this: