Cuerpo admirable

Y te encuentro,

en tu casita dorada con tu puerta de cristal.

Escondido de las miradas que no te saben amar.

 

Te encuentro, en el silencio.

Y en el ruido de mi corazón que clama por tu piedad.

 

Te encuentro, esparciendo tu Amor Divino entre la oscuridad.

 

La tiniebla es mi amiga,

pero

más

amigo

eres

Tú.

 

Que me amas cuando te lastimo,

que me abrazas cuando te huyo.

 

Allí estás, escondido dentro de ornamentos ostentosos

para enseñarnos que lo importante no es lo visible…

sino lo  a d m i r a b l e.

 

Y estás allí, con toda tu albura,

para mí.

Para todos.

Para el que te busque con el corazón.

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Create a website or blog at WordPress.com

Up ↑

%d bloggers like this: