Poema a dos poetas II

—Añoro la menta de tus olas.

—El café de tus labios.

—La niebla gris de tu mirada…

—El reflejo de la luna llena en tu cabello.

—Y la sonrisa tenue de tus destellos.

—… que me quema como el fuego de tus volcanes.

—Tranquilo, que mi calma sobrevuela tus laderas.

—Calma tan necesaria para el ruido que me llena en tu ausencia.

—Ausencia fugitiva que se desgrana en mi sonrisa.

—Colores que pintan el claroscuro de mis días.

—Y reposan en mis grises poesías.

—Grises pero dinámicas, vivas, completas. El color es etéreo al escacear tu presencia en la mía.

—Calla, que mi existencia se esfuma y se agrieta.

—Tan cerca, tan intenso que no vi cómo te escapabas de mis sueños.

—Me marché, que en esta hoguera quedaban solo truenos.

—Y la lava se secó, los rayos se volvieron chispas y el polvo se asentó para no levantarse nunca más.

Colabo-versación con Gerardino Illescas

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Create a website or blog at WordPress.com

Up ↑

%d bloggers like this: